Honduras: Asesinan a dirigente indígena Berta Cáceres en Intibucá

La Esperanza, Intibucá. La coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres, fue asesinada la madrugada del jueves 3 de marzo por sujetos desconocidos La Esperanza, Intibucá. 

Datos preliminares señalan que los malhechores ingresaron al interior de su vivienda a eso de la 1:00 de la madrugada donde le quitaron la vida.Cáceres era líder de la comunidad indígena lenca y movimientos campesinos, además era opositora al gobierno.

Guardias de seguridad de la zona residencial, El Líbano, donde vivía la dirigente, dijeron que un vehículo blanco se estacionó frente a la vivienda a la 1:00 de la mañana y minutos después salió rápidamente del lugar.

Según fuentes locales, los asesinos esperaron que se durmiera para forzar las puertas de su vivienda y matarla.

El comisario, Sergio Paz, de La Esperanza, Intibucá, argumentó que la líder indígena no había reportado a las autoridades su nuevo domicilio.

Lea también: "Berta Cáceres gozaba de permanente seguridad"

"Siempre que visitabamos la colonia El Líbano, nos decían que no vivía allí, pero siempre se mandó una patrulla a rondar la zona", dijo.

Según relatos de los guardias de seguridad de la zona residencial, un vehículo blanco se estacionó frente a la vivienda a la 1:00 de la mañana y minutos después salió en veloz carrera, por eso suponen que eran los hechores.

Gilberto Ríos, dirigente popular, afirmó que todo diálogo con el gobierno debe cancelarse hasta que se investigue este caso.

"Llamamos a una alerta a todas las organizaciones populares para que se "deje de criminalizar la protesta popular.

Además, aseguró en una conferencia se prensa programada en la 11:00 de la mañana en la Vía Campesina, donde nos pronunciaran sobre este hecho.

Ver además Defensores ambientalistas asesinados por sus ideales

Mientras que Austra Flores, madre de la dirigente dijo que su hija había denunciado que su vida peligraba y aseveró que el gobierno estaba en la obligación de protegerla. "La lucha de ella era a favor de los pueblos indígenas".

De igual forma culpó al gobierno hondureño por el crimen de su hija quien cumpliría años en los próximos días, según relató.

La semana pasada Berta ofreció una rueda de prensa en la que denunciaba que cuatro dirigentes de su comunidad habían sido asesinados y algunos recibieron amenazas.

"Berta tuvo miles de amenazas. Su arma era la voz, nunca anduvo armada, la amenazaron por su lucha amplia, por la riqueza de nuestros pueblos. Era un tesoro en la lucha por los derechos de los pueblos indígenas", dijo su hermano Gustavo.


Comentarios de la publicación

Deje su comentario