Capital de Honduras pretende reducir contaminación en cuatro años

* Cambio de uso del suelo, transporte, energía y desechos sólidos son los principales emisores de contaminantes en el aire de la capital. 

* Autoridades trabajan en un plan para reducir contaminación a mediano plazo.

Tegucigalpa, Honduras El elevado parque vehicular, el caos en el transporte, el mal uso de la energía y el mal manejo de los desechos sólidos han contaminado el aire capitalino por encima de los niveles tolerables. 

Según un inventario de los gases de efecto invernadero realizado por el Instituto Hondureño de Ciencias de la Tierra (Ihcit) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en el Distrito Central se produjeron en un año 2,922,099 toneladas de dióxido de carbono.

Las emisiones de este contaminante en el ambiente son los que generan problemas de salud como enfermedades respiratorias y es uno de los principales detonantes del cambio climático global.

Ante esta realidad, y como parte de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES), se realizó este estudio con el fin de poner en evidencia ante las autoridades locales las consecuencias de no controlar las emisiones en el área metropolitana en los próximos 30 años.

Los hallazgos
El decano de la (IHCIT), Nabil Kawas, explicó que el cambio de uso de suelo es el principal detonante pues genera el 39.6 por ciento de los gases contaminantes.

En tal sentido, se recomendó a las autoridades diseñar y ejecutar planes de protección contra incendios, implementar programas de cultura forestal en todo el nivel educativo, explotar el potencial ecoturístico del municipio, con enfoque de ordenamiento territorial, y restaurar los ecosistemas perdidos.

Además, la municipalidad debe promover la disminución del uso de leña y desechos forestales en generación de bioenergía.

Para reducir las emisiones del sector transporte, que alcanzan un 22.36 por ciento, recomendó una veda para evitar la importación de vehículos usados de más de cinco años.

Asimismo, exigir de manera obligatoria sensores de oxígeno de los vehículos particulares, pues la mayoría los tienen dañados.

En materia de control de desechos sólidos se sugiere la construcción de un nuevo relleno sanitario y plantas de tratamiento de aguas residuales, a la par de la ampliación del rendimiento de la planta actual ubicada en la colonia San José de la Vega, que opera en un 50 por ciento de su capacidad.

Compromisos
Las autoridades municipales, por su parte, aseguran que ya trabajan en un plan para reducir las emisiones en 219 mil toneladas en los próximos cuatro años.

Jonathan Laínez, titular de la Unidad de Gestión Ambiental (UGA), afirmó que la Alcaldía ha suscrito varios convenios con el objetivo de adaptar la capital a los efectos del cambio climático.

“Trabajamos en un plan de adaptación que incluye la recuperación de las cuencas hidrográficas, mejoras en el relleno sanitario con la generación de energía y las obras de infraestructura para mejorar la fluidez vial”, afirmó.


Comentarios de la publicación

Deje su comentario